El ministerio de Antigüedades egipcio ha abierto el acceso a dos tumbas en la necrópolis de Giza, y ha cerrado otras dos para el mantenimiento rutinario, informa ‘Ahram Online’.

 

 

Las tumbas nuevamente abiertas datan de la sexta dinastía del Imperio Antiguo de Egipto y pertenecen al período del gobierno del faraón Pepi I (aproximadamente de 2310 a 2260 a.C.).

Una de las tumbas pertenece a Qar, un alto dignatario que era el supervisor de las pirámides de Keops y Micerinos, mientras que la segunda tumba abierta es de su hijo Idu, que fue supervisor de los escribas del faraón.

Ashraf Mohi, director general de la meseta de Guiza, explicó, citado por Ahram Online, que la restauración de las tumbas de Qar e Idu incluyó la consolidación de sus techos y áreas débiles en las paredes, llenando los espacios vacíos entre las paredes para mantener su resistencia.