Una tribu de la selva amazónica brasileña recibirá de la aerolínea Gol cuatro millones de reales (casi 1,3 millones de dólares) como compensación por los daños ambientales -materiales e inmateriales- sufridos en sus tierras tras un choque aéreo ocurrido sobre su reserva, en el estado de Mato Grosso, informan medios locales.

Después de una catástrofe aérea sucedida en la zona en 2006 tras el choque de un jet privado con un Boeing de la compañía Gol, la tribu de los caiapó tuvo que abandonar para siempre sus tierras porque consideraron que el sitio había quedado contaminado y maldito por los 154 muertos que se produjeron en el accidente.

Según las creencias de los caiapó, las muertes ocurridas en el lugar ya no les permiten usar la tierra para cazar, pescar o vivir. Por estas razones tuvieron que construir de nuevo sus casas y otro centro de salud en una zona distinta de la reserva.

La investigación concluyó que el accidente fue ocasionado por errores de los pilotos del avión privado y de los controladores del tráfico aéreo. Milagrosamente, el jet privado logró aterrizar y sus ocupantes resultaron ilesos, pero el aparato de Gol se estrelló fatalmente en mitad de las tierras de la tribu amazónica.

La aerolínea brasileña y la tribu llegaron a un acuerdo extrajudicial por el que la compañía pagará los 4 millones de reales de indemnización que les reclamaban los caiapó.

Los representantes de este pueblo amazónico serán los responsables por el correcto uso del dinero, ya que están obligados a usarlo en beneficio de toda la comunidad indígena que vive en la región donde cayó el avión. La Fundación Nacional del Indio y la Fiscalía General de Brasil vigilarán para que se utilicen adecuadamente los fondos.