La nave espacial Juno de la NASA captó la imagen de una descomunal mancha negra en la superficie de Júpiter durante su paso cercano número 40 por el planeta gigante, el 25 de febrero de 2022. Según detalló la NASA en un reciente comunicado, esta misteriosa mancha es, en realidad, la gran sombra proyectada por Gamínedes, la mayor luna de Júpiter.

“El ciudadano científico Thomas Thomopoulos creó esta imagen mejorada en color utilizando datos sin procesar del instrumento JunoCam”, se señala en el comunicado. En el momento en que se tomó la imagen sin procesar, la nave espacial Juno se encontraba a unos 71.000 kilómetros sobre la parte superior de las nubes de Júpiter, a una latitud de unos 55 grados sur, y 15 veces más cerca que Ganímedes, que orbita a unos 1,1 millones de kilómetros de Júpiter.

Ganímedes no es solo el satélite natural más grande de Júpiter, sino también de todo el sistema solar, ​siendo, además, el único que tiene campo magnético. Por esa razón, y teniendo en cuenta la distancia que lo separa de Júpiter, la sombra que proyecta durante los eclipses solares resulta tan impresionante.

Según la NASA, “un observador en las cimas de las nubes de Júpiter dentro de la sombra ovalada experimentaría un eclipse total de Sol”. La agencia espacial puntualiza que los eclipses totales son más comunes en Júpiter que en la Tierra por varias razones. En primer lugar, porque Júpiter tiene cuatro lunas principales que pasan a menudo entre él y el Sol. Por otro lado, dado que estas lunas orbitan en un plano cercano al propio plano orbital de Júpiter, las sombras de estas a menudo se proyectan sobre el planeta.