Cientos de ejemplares de pingüino azul aparecieron muertos desde el inicio de mayo en las playas de Nueva Zelanda, informa Radio New Zealand. Los cuerpos de estas pequeñas aves aparecían todos los días en las playas de la región más septentrional de la Isla Norte, una de las dos islas principales del país. Conocido también como pingüino enano o pingüino del hada, el ‘Eudyptula minor’ (este es su nombre científico) mide poco menos de 25 cm de alto y pesa alrededor de un kilogramo, lo que lo convierte en la especie de pingüino más pequeña del mundo.

Este animal, que habita en Nueva Zelanda y en las costas del sur de Australia, no está en peligro de extinción, pero su población ha experimentado un descenso significativo en la última década; y aunque las muertes masivas de aves marinas no son ninguna novedad, lo que alarma a los científicos es la creciente frecuencia con las que estas ocurren desde entonces, informó RT.