Para encontrar vida extraterrestre, debemos buscar las huellas que estos hayan dejado en el pasado y no sólo escanear el espacio con grandes antenas en busca de una señal de radio. Es la recomendación más reciente un equipo internacional de astrobiólogos de Europa y Norteamérica.

En la Tierra, los paleontólogos estudian los rastros dejados por los organismos en su su entorno natural. Ahora, los astrobiólogos deberían seguir su ejemplo y buscar no sólo a las criaturas vivas o fosilizadas, sino también las huellas que pudieran haber dejado atrás, concluye el equipo liderado por el Dr. Andrea Baucon, de la Universidad de Modena en Italia, asegura el portal ‘NewScientist’.

Ya que estos rastros demostrarían científicamente la existencia de vida extraterrestre.

“Existen muchas más posibilidades de encontrar el rastro de un organismo que al propio ser vivo”, afirmó la Dra. Lisa Buckley, paleontóloga del Centro de Investigación de Paleontología de la Paz en Canadá. “Un animal dejará incontables huellas en su vida, no sólo un fósil de su cuerpo”.

Por lo que los científicos aseguran que las posibilidades de encontrar vida alienígena aumentarían sensiblemente si también buscamos huellas de pisadas, excrementos u otras señales dejadas por seres vivos en el suelo de Marte o la luna de Saturno Titán, la cual sabemos es muy parecida a la Tierra primitiva.