El planeta más pequeño de nuestro sistema solar y el más próximo al Sol ha ofrecido a la Tierra un impresionante espectáculo durante casi cinco horas y media. Se trata del denominado tránsito de Mercurio, que tuvo lugar este 11 de noviembre. Este raro fenómeno astronómico, que solo ocurre 13 o 14 veces cada siglo, ha dejado detrás de sí espectaculares imágenes captadas por satélites y telescopios de todos los rincones del planeta.

 

 

La ‘NASA’ tampoco se ha quedado al margen del espectáculo y ha publicado una serie de increíbles videos que muestran a Mercurio —que se distingue como un pequeño punto negro— completando su viaje por delante de un enorme y ardiente disco solar. Desde nuestro planeta el tránsito fue visible entre las 12:35 y las 18:04 (GMT) desde América del Norte, América del Sur, África, Europa y Asia Occidental.