El astronauta de la NASA Chris Cassidy perdió este 26 de junio, nada más iniciar una caminata espacial frente a la Estación Espacial Internacional, el espejo de una de las mangas de su traje espacial. Pese al percance, Cassidy continuó la misión, cuyo objetivo era reemplazar baterías de la estación, pero con solo el espejo restante, informó ‘RT’. El incidente pudo ser visto en directo en la transmisión que la NASA hizo del evento.

 

 

Cassidy aseguró que no tiene ni idea de cómo pudo desprenderse el pequeño espejo, que estaba sujeto al puño izquierdo. Un pequeño espejo, de 7 por 12 centímetros, está incorporado en cada uno de los puños de la indumentaria espacial para que los astronautas puedan ver las pantallas del panel de control del traje, situado en el pecho.

“Simplemente miré hacia abajo y vi que esa cosa reflectante desaparecía en la oscuridad, y eso fue lo último que vi. Fue un verdadero fastidio para mí”, dijo Cassidy. La NASA afirmó más tarde que el objeto perdido no representó ningún riesgo ni para la caminata espacial ni para la estación.

“Los astronautas valoran cada oportunidad de ser parte de un caminata espacial, y ayer no fue diferente. Bob Behnken y yo completamos el primer paso para actualizar las baterías externas que están conectadas a los paneles solares externos de estribor en la EEI”, escribió el astronauta en su Twitter.

La siguiente caminata está prevista para este miércoles. Cassidy, junto con Bob Behnken, saldrán de la EEI para actualizar los sistemas de energía del laboratorio en órbita.