Gran sorpresa se llevaron propios y extraños en una playa de Florida al toparse con una embarcación ‘fantasma’ que fue llevada hasta ahí tras el paso del huracán Irma, que azotó las costas de ese estado el pasado 10 de septiembre.

El velero se encuentra en la playa Melbourne y de acuerdo con Don Walker, vocero del condado de Brevard “representa un peligro público, por lo que debe ser removido”, informó el diario ‘USA Today’.

Hasta el momento no se tiene un presupuesto estimado para removerlo y podría tomar más de dos meses hacerlo, indicaron las autoridades.

 

barco

 

La Guardia Costera de Estados Unidos informó que según sus registros, la embarcación pertenece a Jeffrey Sundwall, de 47 años, de cayo Hueso, y quien se encuentra preso en el condado de Monroe por violación y posesión de pornografía infantil.

Según testigos, varios aparatos electrónicos fueron sustraídos de la nave.

Llamado ‘Cuki’, el velero posee un casco de fibra de vidrio de 13,87 metros y fue construido en 1974.

Por lo pronto, personal de la Guardia Costera removerá el combustible y un tanque de gas propano para evitar que contamine la playa.