Todo exceso es malo y más cuando hablamos de bebidas alcohólicas. Sin embargo, en pequeñas cantidades podrían ser benéficas para la salud. Este es el caso del vodka. Esta bebida sin color es un desinfectante natural, además es antiséptico y combate las toxinas. También funciona para tratar dolores de dientes, limpiar heridas o hasta limpiar la casa, de hecho te sorprendería descubrir cuántos productos de limpieza para el hogar incluyen vodka, afirma el portal ‘Life and Style’.

Además, el portal web indica que está científicamente comprobado que el beber una copa pequeña de vodka funciona muy bien para calmar los nervios. De hecho es mucho más efectivo que una copa de vino. El vodka aumenta el flujo sanguíneo y la circulación en el cuerpo lo cual puede prevenir embolias, infartos y otros males cardiacos. También es muy efectivo para reducir los niveles de colesterol en sangre y lo mejor es que es bajo en calorías.

El vodka es un astringente natural, además, gracias a sus propiedades desinfectantes hace una limpieza profunda de los poros. Lo único que tienes que hacer es diluirlo muy bien con agua. También funciona para tonificar la piel y como tratamiento anti acné. Por el otro lado, puede llegar a deshidratar, en especial a gente con piel sensible.

Además de que -como ya mencionamos- ayuda a aliviar cualquier dolor dental, funciona muy bien para inhibir el mal aliento. Olvídate de los enjuagues bucales. Según datos de un estudio realizado por investigadores estadounidenses, las personas que padecen artritis reumatoide y beben vodka de forma regular, tienen menores dolores e inflamación en las articulaciones. Contrario a muchas otras bebidas alcohólicas , el vodka reduce los niveles de glucosa en sangre. Para un mejor efecto, se sugiere beber un shot derecho.