Científicos del Instituto para la Búsqueda de Inteligencias Extraterrestres SETI y de la Universidad de San Andrews en Escocia, se encuentran desarrollando un lenguaje básico, que nos permita comunicarnos con civilizaciones extraterrestres, cuando recibamos la inevitable señal, de que no estamos solos en el universo. “Explorar las señales de supuesto origen extraterrestre en busca de estructuras del lenguaje, y atribuirles un significado, es un proceso elaborado y que requiere mucho tiempo, durante el cual nuestros conocimientos avanzarán en muchos pasos a medida que aprendamos el lenguaje extraterrestre. John Elliot Coordinador del Centro de Posdetección SETI.

Elliot lidera al equipo internacional de científicos del Instituto SETI, y expertos en política del Centro de Ciencias de Exoplanetas y el Centro de Derecho y Gobernanza Global de la Universidad de St. Andrews en Escocia, que concluyeron que no estamos listos para dar una respuesta a mensajes extraterrestres, por lo que ya están preparando nuevos protocolos para el contacto con inteligencias de otros mundos. De acuerdo con los expertos, el actual protocolo, aprobado en 2010, es impreciso a la hora de coordinar una respuesta internacional al contacto con posibles extraterrestres y se enfoca, fundamentalmente, en la importancia de difundir los hallazgos.

“¿Alguna vez recibiremos un mensaje de E.T.? No lo sabemos. Tampoco sabemos cuándo sucederá esto. Pero sí sabemos que no podemos darnos el lujo de estar mal preparados (sin rumbo científico, social y político) para un evento que podría suceder en realidad mañana mismo y que no podemos permitirnos manejar mal”, concluyó Elliot. Científicos del Instituto para la Búsqueda de Inteligencias Extraterrestres SETI y de la Universidad de San Andrews en Escocia, que se encuentran desarrollando un lenguaje básico, que nos permita comunicarnos con civilizaciones extraterrestres, cuando recibamos la inevitable señal, de que no estamos solos en el universo.