De acuerdo con el portal Colombia, el misterioso hotel es “Magnolia”, ubicado en Seguin, una localidad de Texas. Su construcción data de 1860, el responsable fue uno de los primeros rangers, James Campbell y se mantiene incolume, desde su fundación en el siglo XVII. Pero por su antigüedad, es un gran atractivo por “su gran actividad paranormal”. Su dueña, Erin Guedi, comparte los eventos bizarros que ocurren en las habitaciones que están adornadas, con cosas antiguas y de época.

Según Guedi, que ya tiene 20 años con el Hotel Magnolia, entre las entidades que ha “conocido” por la historia del lugar resalta un adivino, un esclavo y el espíritu de dos niños que “disfrutan de hacer travesuras a los huéspedes”. Guedi y su esposo, compraron el hotel en el 2013 y desde que comenzaron a restaurarlo y “darle un toque más moderno”, se dieron cuenta que no era un lugar común, pasaban cosas que atrasaban todos sus planes hasta que se dieron cuenta de lo que realmente pasaba.