Una serie de misteriosas manifestaciones, posiblemente de plasma, color azul; fueron captadas en Baltimore, el pasado 13 de julio.