Una pequeña esfera color blanco, fue captada de forma incidental, pasando muy cerca de la Estación Espacial Internacional, durante la transmisión en vivo de la NASA, del pasado 19 de enero.

Durante la caminata espacial, una de las cámaras del Laboratorio Espacial, grabó a la esfera, desplazándose en línea recta, al mismo tiempo que la persona que estaba narrando la misión, parece percatarse del misterioso objeto y deja de hablar.

 

 

Esfera que claramente no puede ser basura espacial ya que por su tamaño y la cercanía en su trayectoria, la tripulación de la Estación Espacial, debería haber sido alertada de un inminente peligro y control de misión, jamás advirtió su presencia.