Un fotógrafo y astrónomo aficionado de la ciudad australiana de Geraldton capturó a mediados de este mes una imagen en cámara rápida que registra en detalle el paso de la Estación Espacial Internacional (EEI) frente a la superficie de la Luna tras esperar ocho años el momento perfecto para lograrlo, informa ABC Australia.

Armado con su cámara digital Canon 5D, un telescopio Dobsonian de ocho pulgadas y, sobre todo, de paciencia inagotable, Ken Lawson —el autor de la imagen— debió estar en el momento y lugar exactos para presenciar el paso de la EEI por esa fracción precisa del firmamento nocturno y esperar, además, a que las condiciones meteorológicas garantizaran una buena visibilidad

Y es que la EEI se desplaza a 7,66 kilómetros por segundo (cerca de 28.000 kilómetros por hora) a una distancia de 400 kilómetros de la superficie terrestre, por lo cual Lawson apenas tuvo un segundo para fotografiarla alineada con el cuerpo celeste.

Es algo que “no sucede con mucha frecuencia, por lo cual necesitas que todos los elementos queden combinados juntos para conseguirlo en la posición adecuada”, explicó el fotógrafo.

“Recibí una alerta de un sitio llamado CalSky [diciendo] que iba a suceder y que la trayectoria iba a estar justo en medio de Geraldton”, añadió.

“Es tan fugar y el poder capturarlo a tiempo para siempre es sumamente asombroso”, afirmó. “Tenía que tacharlo de mi lista de cosas que hacer antes de morir”.