Un astrónomo aficionado austriaco ha captado una impresionante imagen del cometa PANSTARRS (C/2017 S3), que está incrementado rápidamente su brillo y podría ser visible a simple vista a mediados de agosto, informa el portal ‘Space Weather’.

Michael Jäger fotografió al cometa el 2 de julio y en tan solo pocas horas aumentó su luminosidad en 1.600%. Se calcula que la atmósfera de este cometa, rodeado de una enorme nube de polvo y gas verde, tiene unos 260.000 kilómetros de diámetro, casi el doble del de Júpiter.

 

Además se informa que el ‘Increíble Hulk’ se aproxima al Sol, y los astrónomos no pueden predecir qué es lo que pasará cuando quede expuesto al calor solar, si se desintegrará o si ganará impulso para proyectarse hacia los confines del universo.

De continuar con su trayectoria actual, PANSTARRS (C/2017 S3) alcanzará su punto más cercano al Sol entre el 15 y el 16 de agosto. De momento el cometa apenas es visible con telescopios, pero la publicación advierte que eso podría cambiar con las explosiones en su capa de gas que hasta ahora había permanecido congelado.