Misteriosos fenómenos aéreos anómalos con forma de anillo, continúan siendo observados en todo el mundo. Posibles señales de otras inteligencias, que aún no hemos podido comprender.

La última de estas manifestaciones de energía, fue captada sobre la ciudad de Estambul, en Turquía, la noche del 17 de mayo. Cuando Han Nadir, junto a tres de sus vecinos lograron grabar con un teléfono móvil, un anillo brillante que se balanceaba sobre los edificios donde viven.

 

 

Con diversos filtros y acercamientos, se nota claramente que es un extraño fenómeno de energía, posiblemente de plasma.