Numerosos objetos brillantes de origen desconocido, fueron captados la noche del pasado 23 de abril, sobre la concurrida ciudad de Río de Janeiro en Brasil.