Miles de personas vieron el pasado 8 de septiembre cómo una bola de fuego cruzaba el cielo nocturno de la región de Krasnodar, en el sur de Rusia. Los habitantes de varias ciudades de la región aseguran haber visto un destello brillante en el cielo y la posterior caída del objeto desconocido, difundió ‘RT’.

El cuerpo celeste realizó una trayectoria de sur a norte, dejando tras de sí una estela brillante antes de dividirse en varias partes y apagarse.