Un OVNI luminoso es captado saliendo de un posible portal dimensional, justo sobre Nueva York, la noche del pasado 3 de agosto.

 

 

La extraordinaria evidencia que está siendo investigada por la agencia MUFON, registró el momento exacto en que un objeto esférico, se desprende de una deslumbrante luz, que por su tamaño y brillo, es imposible que fuera la Luna, una estrella, o cualquier otro fenómeno natural conocido.