La noche del 01 de julio, J.C. Powers y su hija se entraba acampando en la población de Castell en Texas, EUA. Cuando alrededor de las 11:45 pm, notó que algo brillaba en el cielo, a unos 45 metros de altura, sobre un río cercano.

 

 

El testigo afirmó: “No dijo que sea un OVNI, pero no creo que sea un drone.”