Un equipo de astrónomos ha logrado captar 15 imágenes de los bordes internos de discos formadores de planetas que se encuentran a cientos de años luz de la Tierra. Los resultados de la investigación han sido publicados este jueves en la revista ‘Astronomy & Astrophysics’.

Las nubes protoplanetarias, parecidas a un disco de música, se forman alrededor de estrellas jóvenes y están compuestas de polvo y gas. Según los investigadores, las imágenes arrojan nueva luz sobre las formaciones estelares y la búsqueda de nuevos exoplanetas. Estos discos se forman al unísono con la estrella que rodean, y los granos de polvo pueden crecer en cuerpos más grandes, lo que eventualmente conduce a la formación de planetas. Anteriormente, las únicas imágenes que se habían obtenido de los discos protoplanetarios fueron a través de los mayores telescopios de espejo pero los detalles no eran tan finos.

“Distinguir detalles a escala de las órbitas de planetas rocosos como la Tierra o Júpiter (como se puede ver en las imágenes), una fracción de la distancia Tierra-Sol, es equivalente a poder ver a un humano en la Luna, o distinguir un cabello a una distancia de 10 kilómetros”, agregó uno de los investigadores participantes Jean-Philippe Berger. Los científicos utilizaron el Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés) en Chile en donde combinaron la luz recogida por cuatro telescopios. Esta técnica no ofrece una imagen de la fuente observada, sino que requiere de una reconstrucción matemática para recuperar los detalles de los discos.

“En estas imágenes, las regiones cercanas a la estrella, donde se forman los planetas rocosos, están cubiertas por solamente unos pocos píxeles”, explicó el autor principal del estudio, Jacques Kluska, reportan medios locales.