Un grupo de científicos de la Universidad de Tokio (Japón) y del Instituto Politécnico y la Universidad Estatal de Virginia (EE.UU.) captaron por primera vez el movimiento de moléculas individuales en vídeo a una velocidad sin precedentes de 1.600 fotogramas por segundo (fps), de acuerdo a una investigación publicada este jueves en el Boletín de la ‘Sociedad Química del Japón’.

Durante la investigación, los científicos equiparon un poderoso microscopio electrónico de transmisión, capaz de resolver objetos más pequeños que un angstrom (una diez mil millonésima parte de un metro), con una cámara de detección directa de electrones para capturar eventos a escala atómica en tiempo real a una velocidad 100 veces superior a la de los experimentos previos de esa naturaleza.

Los investigadores filmaron nanotubos de carbono vibrantes que contenían moléculas de fullereno, capturando, entre otras cosas, el movimiento oscilatorio nunca antes visto de estas moléculas, algo que únicamente es perceptible a velocidades de cuadro muy altas. Para eliminar el ruido visual provocado por la alta sensibilidad de las cámara utilizadas, así como por la gran cantidad de fps de las tomas, fue necesario utilizar un avanzado procesamiento de imágenes conocido como reducción de ruido de las variaciones totales Chambolle.

“Nos sorprendió gratamente que esta supresión del ruido y el procesamiento de imágenes revelaran el movimiento invisible de las moléculas de fullereno”, dijo Koji Harano, coautor de la investigación. “Todavía tenemos un grave problema, que el procesamiento [de las imágenes] se realiza después de la captura del vídeo”, señaló Harano. Sin embargo, la retroalimentación visual en tiempo real de las observaciones podría ser posible en poco tiempo gracias a los equipos informáticos de alto rendimiento, comentó el académico.