El telescopio espacial Hubble captó con gran detalle un fenómeno luminoso emanado de IX Ori, una estrella recién nacida en los límites de la nebulosa de Orión, a unos 1.000 años luz de la Tierra. Para conseguir la imagen, astrónomos de la NASA combinaron fotografías individuales tomadas en cinco colores por las cámaras ultrasensibles del Hubble, dando como resultado “la vista más nítida jamás captada de la región”.

En la imagen se aprecia el objeto Herbig-Haro HH 505 expulsado por la IX Ori. Este, detalla la agencia espacial, se forma cuando los chorros de gas expulsados por las estrellas recién nacidas chocan a velocidades increíblemente altas con el gas y el polvo circundante, que brilla intensamente a medida que se calienta. Esto crea lo que parecen ser dos barras de luz emanando de la estrella ‘bebé’. La nebulosa de Orión, explica la NASA, “es una región dinámica de polvo y gas donde se están formando miles de estrellas, y es la región de formación estelar masiva más cercana a la Tierra”, por lo que su estudio es fundamental para entender cómo se forman las estrellas, y cómo evolucionan durante sus primeros años.