La Agencia Espacial Tripulada de China, esta semana anunció que ha logrado grandes avances en el desarrollo de la nave espacial tripulada de nueva generación, el cohete portaaviones, el módulo robótico lunar y el traje espacial, acercándose a su objetivo de llevar una tripulación a la superficie de la Luna. “China ha completado la investigación tecnológica clave y la validación del proyecto de exploración lunar tripulada, formando un plan de implementación de aterrizaje. Creo que el sueño de aterrizar en la luna se hará realidad en un futuro próximo. Ji Qiming, asistente del director de la Agencia Espacial Tripulada de China.

Los astronautas Fei Junlong, Deng Qingming y Zhang Lu llevarán a cabo la misión de vuelo espacial Shenzhou-15. Es la sexta misión de vuelo del programa de vuelos espaciales tripulados de la potencia asiática de este año, y la última en la fase de construcción de la estación espacial de China. La tripulación permanecerá en órbita durante seis meses y volverá a la Tierra en mayo del próximo año. Durante la misión, se evaluará la permanencia de los astronautas a largo plazo en la estación espacial. También instalarán y probarán 15 gabinetes de experimentos científicos, y llevarán a cabo más de 40 experimentos y pruebas en los campos de la investigación, la medicina espacial y la tecnología disponible.

La nave espacial Shenzhou-15, está programada para ser lanzada a las el próximo martes desde el Centro de Lanzamiento de Satélites Jiuquan en el noroeste de China. Además, las autoridades chinas informaron que su futura base lunar se ubicará en el Polo Sur, y construcción se espera inicie en el 2028, constará de un módulo de aterrizaje, un módulo de despegue y un rover o vehículo explorador. Proyecto que se desarrollará en colaboración con Rusia.

Construir una base en el polo sur de la Luna, tendría la ventaja de que los paneles solares que abastecerían de energía a la estación, disfrutarían de más horas de sol que en otros lugares del satélite. Aunque en un inicio, trabajará con energía nuclear. Tras firmar el acuerdo de cooperación con Rusia, las autoridades asiáticas afirmaron que si el proyecto de la estación de investigación lunar se puede implementar con éxito, China no estará muy lejos de lograr un aterrizaje tripulado en la Luna.