Poseemos la tecnología para comenzar a buscar satélites y basura espacial extraterrestre, señaló el Dr- Héctor Socas-Navarro, del Instituto de Astrofísica de Canarias, en España, divulgó ‘Newsweek’.

“El principal problema en la búsqueda de inteligencias extraterrestres es que no sabemos qué buscar”, “Los científicos están muy interesados en los marcadores tecnológicos’, objetos que podríamos detectar en otros planetas y que revelarían la presencia de una civilización tecnológica”.

De acuerdo con el científico, la Tierra está rodeada por una burbuja gigante de basura espacial, que provoca un oscurecimiento artificial que puede ser observado desde el espacio.

El Dr. Socas-Navarro asegura que entre más satélites lanzamos a la órbita terrestre, más opaco se ve el planeta al pasar frente al Sol. Si los extraterrestres hacen lo mismo, nuestros telescopios serán capaces de detectar esta burbuja opaca, durante el paso del planeta frente a su estrella.

Por lo que buscar basura espacial realmente tiene mucho sentido, si queremos encontrar civilizaciones alienígenas con un nivel de desarrollo tecnológico similar a nosotros.

Aquí en la Tierra, llamamos a esa burbuja de basura espacial, exocinturón de Clarke, y si continuamos aumentando su grosor a nuestro ritmo actual, el Dr. Socas-Navarro calcula que una civilización extraterrestre, con un nivel de desarrollo similar al nuestro, podría ser capaz de verlo desde otros sistemas solares, aproximadamente en el año 2200.

Aunque “Bajo ciertas condiciones, un cinturón de Clarke alienígena muy poblado sería detectable en exoplanetas alrededor de otras estrellas con nuestros telescopios actuales”

Aún no poseemos la capacidad para detectar la tecnología de civilizaciones avanzadas, como estructuras colosales que recolectan la energía de las estrellas, pero buscar basura espacial extraterrestre, definitivamente lo podemos hacer, concluyó astrofísico español.

“Lo importante de este marcador tecnológico es que su búsqueda no requiere nuevas inversiones“. Actualmente tenemos muchos proyectos espaciales, telescopios y satélites dedicados a la búsqueda de exoplanetas, exolunas y sus sistemas de anillos. La misma información recopilada por estos instrumentos es lo único que necesitamos para buscar exocinturones de Clarke en el espacio.