Enviar un mensaje para civilizaciones alienígenas podría traer consecuencias peligrosas para la humanidad e incluso una invasión de especies extraterrestres si es que se lleva a cabo este plan, aseguró el Dr. Anders Sandberg, investigador principal del Instituto para el Futuro de la Humanidad de la Universidad de Oxford, informó DW.

Quien reaccionó al reciente anuncio de un equipo del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, que publicó su plan para transmitir al espacio, cerca del centro de la Vía Láctea, un “mensaje codificado en lenguaje binario” en un intento por establecer contacto con otras civilizaciones. Bautizado como el “Faro en la Galaxia”, el mensaje que pretende ser enviado utilizando el Allen Telescope Array del Instituto Seti, con sede en California, y el radiotelescopio FAST de China, consta de principios de comunicación, conceptos de matemáticas y física e incluso componentes de ADN. 

Los científicos también han codificado las coordenadas para que los extraterrestres puedan determinar con precisión la posición de la Tierra en el universo. Sin embargo, el Dr. Sandberg no está de acuerdo con la idea de enviar nuestra ubicación galáctica, y ha advertido que el nuevo mensaje propuesto para los alienígenas podría ser una idea terrible para una especie que planea sobrevivir. Entregar detalles como la ubicación de la Tierra y los datos de ADN podría ser muy arriesgado.

El científico de Oxford también aseguró que, aunque la probabilidad de que el mensaje llegara a una civilización extraterrestre es baja, el riesgo es tan grande que hay que tomárselo bastante en serio”. Por su parte, el Dr. Toby Ord, colega de Sandberg en el Instituto para el Futuro de la Humanidad sugirió que sería prudente celebrar un “debate público” antes de enviar mensajes a los extraterrestres, señalando que “incluso el SETI pasivo, es decir, el escuchar los potenciales mensajes alienígenas podría entrañar peligros, ya que el mensaje podría estar diseñado para atraparnos”. 

“Estos peligros aunque son poco probables, son poco conocidos y aún no bien gestionados”. “La principal cuestión relevante es la proporción entre civilizaciones pacíficas y hostiles. No tenemos pruebas sobre si la proporción es alta o baja, y no hay consenso científico. Dado que la desventaja podría ser mucho mayor que la ventaja, no me parece una buena situación para dar pasos activos hacia el contacto”, afirmó el Dr. Ord. A pesar del temor de diversos científicos, el equipo dle Faro en la Galaxia no cree que cualquier inteligencia alienígena que encuentre el mensaje sea hostil. Según los investigadores, “la lógica sugiere que una especie que haya alcanzado la suficiente complejidad para lograr la comunicación a través del cosmos, muy probablemente también habrá alcanzado altos niveles de cooperación entre ellos”. “Y, por tanto, conocerán la importancia de la paz y la colaboración”.