Tan sólo el año pasado, más de 300 avistamientos de objetos voladores no identificados, fueron reportados a las autoridades alemanas, incluyendo incidentes que involucran a funcionarios de los organismos estatales, pero aún no existe una autoridad gubernamental que los examine oficialmente, reportó BR. Por lo que un grupo de científicos, liderado por el profesor de tecnología espacial en la Universidad de Würzburg, el Doctor Hakan Kayal, afirma estar muy preocupado.

“A veces me da insomnio en las noches, porque los informes sobre los fenómenos de los que se escucha son muy fascinantes, a veces incluso aterradores. Por lo tanto, me gustaría saber qué es.” Hakan Kayal, Universidad de Würzburg. El científico también indicó que su instituto es el único en Alemania que investiga oficialmente a los fenómenos aéreos desconocidos. Hay informes de fenómenos que cruzan los medios, es decir, vuelan a través del agua, el aire y el espacio. Algunos fenómenos también se comportarían aparentemente de manera inteligente. Pero mucho se basa en anécdotas y testimonios subjetivos. Hasta ahora, apenas hay datos sistemáticos sobre ellos.

Por lo que el Doctor Kayal está construyendo estaciones de observación en la Universidad, con varias cámaras que graben el cielo al mismo tiempo, así como un software que filtre automáticamente aves, aviones y otros objetos conocidos. Por toda Europa se han estado reportando avistamientos de objetos desconocidos que desafían a la física. En Noruega, por ejemplo, hay muchos fenómenos aéreos anómalos en algunos lugares, agregó el científico, que habría estado buscando OVNIs con una cámara desde 2008. Pero no los habría llamado así en ese momento. Ya que debido al estigma, podría haber tenido un efecto desfavorable en su trabajo en la Universidad.

Aunque el profesor de tecnología espacial en Würzburg, está convencido de que las causas de las anomalías observadas, podrían ser potencialmente de suma importancia para toda la humanidad. Por el momento, está bastante sólo en a investigación alemana, por ello, insta al gobierno a dar un paso al frente en la investigación científica y oficial de los fenómenos aéreos no identificados en Alemania, como ya se está haciendo en otros países.