Por primera vez en la historia, el Congreso de los EUA admitió en un documento oficial que los OVNIS podrían tener origen extraterrestre.

Ya que el anexo de la Ley de Autorización de Inteligencia para el año 2023, que trata sobre el presupuesto de los servicios de información para el próximo año. En ella se hace referencia a objetos fabricados por el hombre o ‘man-made’ en su descripción en inglés, y los que no lo son.

También se amplía la definición tradicional de los objetos voladores no identificados, ahora llamados trasmedios, que de acuerdo con el Pentágono, son aquellos que pueden transitar entre el espacio y la atmósfera o entre la atmósfera y las masas de agua”. Además, los legisladores añaden que las amenazas de estos objetos ‘transmedia’ a la seguridad nacional de EEUU “se están expandiendo exponencialmente”. 

El documento oficial excluye de esta definición el término ‘man-made’, objetos fabricados por el hombre como aeronaves no identificadas, globos, satélites o drones. Y señala que: “Los objetos que se identifiquen positivamente como de origen humano tras su análisis, se pasarán a las oficinas correspondientes y no se considerarán bajo la definición como fenómenos aeroespaciales-submarinos no identificados”. Por lo que la nueva Oficina de Resolución de Anomalías en Todos los Dominios (AARO por sus siglas en inglés), creada por el Pentágono, solo se dedicará a estudiar los objetos que sean de origen no humano, admitiendo con ello, que los OVNIS son extraterrestres.

Al respecto Marik Von Rennenkampff, antiguo asesor del Presidente Barack Obama en temas de defensa declaró: “resulta difícil de creer que los legisladores incluyan un lenguaje tan sorprendente en la legislación pública sin pruebas convincentes. “Tal vez los miembros hayan visto los datos de los sensores clasificados que llevaron al ex director de inteligencia nacional del presidente Trump a afirmar que los ovnis exhiben tecnologías que no tenemos [y] de las que no somos capaces de defendernos”, informó The Hill.