Con el fin de detectar rastros de la materia oscura con la que se habría formado el universo, científicos chinos planean construir un gran telescopio espacial de rayos gamma, recoge South China Morning Post este sábado.

El proyecto, denominado VLAST, fue descrito en la revista Acta Astronómica Sínica a finales de mayo por investigadores del Observatorio de la Montaña Púrpura en Nankín, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China en Hefei y del Instituto de Física Moderna en Lanzhou. El objetivo planteado, que se encuentra en fase de investigación y desarrollo, es lograr 10 veces la sensibilidad del observatorio espacial de rayos gamma Fermi, de la NASA, que es actualmente el más sensible del mundo. De lograr esa meta, el gigante asiático se colocaría en una posición de liderazgo en la búsqueda de la materia oscura.

Se espera que el artefacto sea puesto en órbita a fines de esta década, si recibe pronto la financiación necesaria por parte del Gobierno chino. “Necesitaremos un cohete Larga Marcha 5 para ponerlo en órbita”, afirmó el principal autor del artículo, Fan Yizhong. Según el equipo de especialistas, el VLAST monitoreará un espectro de rayos gamma cósmicos de entre 0,3 gigaelectronvoltios y 20 teraelectronvoltios, con una resolución de energía sin precedentes, para hallar rastros de partículas de la materia espacial.

Asimismo, contará con tres tipos de detectores con un peso promedio de 16 toneladas, lo que lo convertirá en un telescopio mucho más pesado que uno estándar. Por otra parte, se planea utilizarlo también para explorar estrellas binarias de rayos X, el origen de los rayos cósmicos y los estallidos de rayos gamma, reportó RT.