Un equipo de investigadores del ‘Instituto Rega de la Universidad Católica de Lovaina’ (Países Bajos) ha desarrollado una poderosa molécula antiviral capaz de inhibir los virus responsables de causar todas las variantes conocidas del dengue, enfermedad transmitida por el mosquito ‘Aedes aegypti’ que afecta a unas 100 millones de personas en el mundo cada año, provocando la muerte de miles, especialmente en las regiones subtropicales de Asia y América. De acuerdo a la institución educativa, la molécula, desarrollada en colaboración con otros centros de investigación, presenta un mecanismo único que la convierten en un “inhibidor ultrapotente del virus del dengue”, el cual afecta la capacidad del patógeno de duplicarse.

Según detalla Johan Neyts, coautor de la investigación que llevó al desarrollo del primer fármaco para tratar el dengue, el “inhibidor impide la interacción entre dos proteínas virales que forman parte de una especie de copiador del material genético del virus. Si se bloquea esta interacción, el virus ya no puede copiar su material genético. Como resultado, no se producen nuevas partículas de virus”. El desarrollo del tratamiento, señalan los académicos, no fue una tarea sencilla, ya que fue necesario examinar miles de moléculas para encontrar aquellas que lograran inhibir de manera efectiva la duplicación de las cuatro variantes del virus que se conocen.

Durante las pruebas hechas en ratones de laboratorio, el medicamento mostró una gran eficacia para combatir todas las variantes conocidas del virus del dengue, incluso cuando este fue administrado vía oral en bajas dosis. “Además, el tratamiento sigue siendo eficaz cuando la infección ya está en su punto álgido. En estos casos, el número de partículas de virus en la sangre se redujo drásticamente en las 24 horas siguientes al inicio del tratamiento. Esto demuestra lo extremadamente potente que es el medicamento antiviral”, explicó Suzanne Kaptein, otra de las investigadoras. Asimismo, los resultados de las pruebas en los roedores sugieren que el fármaco no solo es efectivo para combatir el virus una vez ha infectado al organismo huésped, sino que también es posible utilizarlo para evitar infecciones, motivo por el cual “el fármaco antiviral se desarrollará en una formulación fácil de administrar que pueda optimizarse para el tratamiento y la prevención de la enfermedad en las regiones tropicales y subtropicales, donde el dengue es endémico”.

“[La existencia de] fármacos potentes y seguros contra el dengue, que puedan tomarse fácilmente en forma de comprimidos, podrían ofrecer a cualquier persona una protección eficaz durante un cierto tiempo”, comentó Neyts. La investigación completa sobre el desarrollo del novedoso y prometedor tratamiento contra la enfermedad tropical fue publicada este miércoles en la revista ‘Nature’, aseguró RT.