El panel solar es una de las fuentes de energía renovable que más han proliferado en los últimos años, pero presenta la desventaja de que solo puede generar energía durante el día. Este inconveniente ha impulsado a los científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (EE.UU.) a crear un nuevo dispositivo que permite recargarse en la oscuridad la noche.

En un reciente informe, los investigadores dieron a conocer el innovador mecanismo, hecho de materiales de simple acceso como la espuma de poliestireno y piezas de aluminio, el cual aprovecha la diferencia de temperatura entre la Tierra y el espacio exterior. El dispositivo funciona por enfriamiento radiactivo, el proceso que permite que los objetos liberen calor después de que se haya puesto el sol. Para comprobar su funcionamiento, los investigadores lo colocaron en un tejado a medida que la temperatura descendía algunos grados bajo cero. Observaron que la parte superior del aparato se enfriaba más rápido que la inferior, permitiendo convertir esta temperatura en electricidad con la ayuda de un generador termoeléctrico.

El generador —que aún se encuentra en su fase de prototipo— conectado a un convertidor de voltaje fue capaz de encender una bombilla LED. Una versión más grande de este dispositivo podría iluminar habitaciones, cargar teléfonos o alimentar otros artilugios en áreas remotas o de bajos recursos.

La idea original se le ocurrió al profesor y principal autor del estudio, Aaswath Raman, cuando en el 2013 pasaba por un pueblo en Sierra Leona que no cuenta con suministro eléctrico. “Nos tomó como cinco minutos darnos cuenta que pasábamos por un pueblo, porque estaba completamente oscuro”, dijo para ‘The New York Times’. El desarrollo del generador y su funcionamiento han sido publicados en la revista ‘Joule’.