Los físicos Kehang Cui (China) y Brian Warlde (EE.UU.) han creado el material más oscuro de la historia, según se desprende de un estudio publicado este jueves en la revista ‘ACS-Applied Materials and Interfaces’.

El CNT —llamado así por sus siglas en inglés para ‘nanotubos de carbono’, de los que está compuesto—absorbe el 99,995% de la luz, es decir, es 10 veces más eficiente que el Vantablack, del 2014, capaz de absorber el 99,96% de los fotones.

La diferencia se debe al diámetro de los pequeños cilindros, que en el caso del CNT tienen alrededor de 1 nanómetro, es decir, 10 veces menos que un tubo del Vantablack y 100.000 veces menos que un cabello humano. Gracias a tal estructura captan las partículas de luz, enjaulándolas y haciéndolas disiparse en forma de calor. Como resultado, el ojo humano es incapaz de percibir la forma de un objeto cubierto con CNT, que aparece absolutamente plano, como una silueta negra.

Al igual que el Vantablack, el nuevo material de inmediato atrajo el interés de artistas. Así, ya este viernes se abrió en la Bolsa de Nueva York una muestra del artista Diemut Strebe, que incluye un diamante de 2 millones de dólares, totalmente cubierto por CNT. La exposición, que se llama ‘The Redemption of Vanity’ (‘La Redención de la Vanidad’), durará hasta noviembre. “El proyecto explora cómo se atribuye el valor material y no material a los objetos y conceptos con referencia al lujo, la sociedad y el arte”, señala el sitio dedicado a la exposición.