Un equipo de científicos estadounidenses ha descubierto qué exoplanetas podrían ser potencialmente habitables, lo que ayudaría a los astrónomos a identificar las zonas del universo dónde habría que buscar vida, según un comunicado publicado este lunes por la ‘Universidad Northwestern’ (EE.UU.).

Existen miles de exoplanetas, planetas más allá del sistema solar, pero es muy difícil saber cómo podrían ser las condiciones en esos objetos astronómicos. “Hay muchas estrellas y planetas, lo que significa que existen muchos objetivos”, comentó el autor principal de la investigación Daniel Horton, profesor de dicha universidad. “Nuestro estudio puede ayudar a limitar la cantidad de lugares a los que apuntar los telescopios”, señaló.

Para reducir el número de potenciales objetivos, los autores de este estudio combinaron por primera vez el modelado climático 3D con la fotoquímica y la química atmosférica, para explorar la habitabilidad de los planetas que se encuentran alrededor de las estrellas enanas rojas de tipo M. Estas estrellas son débiles y frías en comparación con el Sol, pero son las más comunes y suponen aproximadamente el 70 % de todas las estrellas de la Vía Láctea.

En sus simulaciones, los autores de la investigación descubrieron que los planetas que orbitan alrededor de estrellas activas– aquellas que emiten mucha radiación ultravioleta– son vulnerables a perder cantidades significativas de agua debido a la vaporización. Mientras que los exoplanetas situados alrededor de estrellas inactivas o silenciosas tienen más probabilidades de mantener agua líquida que sustente la vida.

El equipo también observó que los planetas con capas delgadas de ozono no pueden mantener la vida, pese a que la temperatura en la superficie sea idónea, debido a que penetra gran cantidad de radiación ultravioleta. Los responsables de este trabajo creen que esta información ayudará a los astrónomos en la búsqueda de lugares habitables fuera de la Tierra. El telescopio espacial Hubble de la NASA tiene capacidad para detectar vapor de agua y ozono en exoplanetas, pero necesita saber dónde buscar. “¿Estamos solos? es una de las mayores preguntas sin respuesta”, dijo por su parte Howard Chen, coautor del estudio. “Si podemos predecir qué planetas tienen más probabilidades de albergar vida, entonces estaremos mucho más cerca de responder [ese interrogante] durante nuestras vidas”, agregó.