Debemos dejar de Beber refrescos de Cola

Debemos dejar de Beber refrescos de Cola

El refresco de cola, genera adicción. La cantidad de azucares agregados, así como otros químicos producen efectos negativos a corto y largo plazo en el organismo.

De acuerdo con ‘Vix’, en los primeros 10 minutos tu cuerpo recibe el 100 % de tu ingesta diaria recomendada de azúcar, que equivale más o menos a diez cucharaditas. El ácido fosfórico agregado neutraliza el sabor dulce, evitando el vómito. Diez minutos más, el organismo recibe un pico de azúcar, lo que provoca una reacción natural, elevar los niveles de insulina en la sangre y como resultado, el hígado convierte esa glucosa no aprovechada en grasa.

Tras 40 minutos de beber una sola botella o lata del refresco, el cuerpo absorbe toda la cafeína disponible, las pupilas se dilatan, la presión sanguínea aumenta y el hígado envía enormes cantidades de glucosa a tu sistema circulatorio como reacción. Seguido de ello, el cerebro produce dopamina, mejor conocida como la hormona de la felicidad; produciendo un estado de satisfacción en el organismo y generando adicción a la bebida.

Tras una hora de consumir la bebida de cola, el metabolismo aumentará para intentar eliminar la grasa producida anteriormente y el efecto diurético de la cafeína producirá que orines, eliminando minerales necesarios. Por lo que comenzará la deshidratación y como síntoma de ella, tendrás más sed.

Los efectos adictivos de estas bebidas, incluso ya han causado la muerte. De acuerdo con la revista ‘Muy Interesante’, Natasha Harris, una joven de Nueva Zelanda falleció producto de la ingesta diaria de hasta diez litros de Coca-Cola. Lo que representaba el doble de cafeína máxima recomendada y más de once veces la dosis de azúcar que debemos consumir al día. Por lo que la joven ya tenía varios problemas de salud y había perdido los dientes. Asimismo, tenía problemas en la absorción del hierro y finalmente el exceso de cafeína ya le provocaba taquicardias.

En noviembre de 2017, se confirmó que el consumo de apenas dos latas de gaseosa a la semana es suficiente para incrementar el riesgo de sufrir diabetes, hipertensión, enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares, según un nuevo estudio científico publicado en la ‘Revista de la Sociedad de Endocrinología’.

Una lata de Coca Cola de 354 mililitros contiene 149 calorías y 39 gramos de azúcar. Mientras que la dosis diaria de azúcar que un adulto promedio debería injerir es de 25 gramos. Es decir, que el consumo de una lata de esa bebida constituye el 156 % de la norma recomendada.

2018-09-30T09:09:15+00:00