Una novedosa herramienta de alerta temprana para detectar posibles crisis de agua está siendo desarrollada en Países Bajos por la Asociación del Agua, Paz y Seguridad (WPS). El sistema de inteligencia artificial puede predecir los conflictos por escasez de agua con un año de antelación con el objetivo de poder prevenirlos, informa ‘Reuters’.

La herramienta, que espera ser lanzada a finales de este año, ha sido diseñada para recopilar información de los suministros mundiales de agua, a fin de poder compararla con datos sociales, económicos y demográficos.

Satélites de la NASA y de la Agencia Espacial Europea llevan a cabo el monitoreo, mientras el resto de información proviene de bases de datos de gobiernos, organismos internacionales y organizaciones de investigación.

Las alertas emitidas por el sistema permiten investigar las causas de los conflictos para enfocar ahí la ayuda, de tal forma que “el sistema de alerta temprana sirve como una herramienta de priorización”, dijo Charles Iceland del World Resources Institute, que también trabaja en el proyecto.

Además, “el aprendizaje automático es capaz de detectar patrones en los datos donde los humanos no pueden hacerlo”, opina el científico, destacando la posibilidad de tener una imagen más clara en zonas donde, por cuestiones de seguridad, es complicado hacer investigaciones presenciales.

El año pasado, mientras se realizaban pruebas, la herramienta predijo acertadamente que los conflictos por el agua estallarían más al sur del delta interno del Níger en 2017, tomando en cuenta el crecimiento de la población y la reducción de recursos por el desvío de agua a cultivos comerciales.