Gracias a un detector de metales, una aficionada a la búsqueda de antigüedades ha descubierto en un campo del condado inglés de Lincolshire (Reino Unido) un broche de oro con un valor estimado de unos 20.000 dólares datado en el siglo XV. Los expertos creen que pudo haber pertenecido al rey Eduardo IV, informa ‘Daily Mail’.

Lisa Grace, de 42 años, encontró esta joya medieval en un campo recientemente arado del citado condado, que se sitúa en el este de Inglaterra.

Se cree que el broche, que decoraba un gorro, está vinculado a la realeza. El monarca Eduardo IV y su corte llevaron piezas similares durante sus dos reinados, desde 1460 hasta 1483.

Los expertos creen que la joya fue elaborada a finales del siglo XV y está diseñada como un sol en esplendor, el emblema personal de Eduardo IV. Tampoco se excluye que pudiera haberle pertenecido a un cortesano.

Es posible que la pieza se perdiera en una batalla. El primer reinado de Eduardo IV estuvo plagado de luchas por el poder y otros conflictos, y muchas tuvieron lugar en la zona.

Se informa que varios coleccionistas y museos ya han mostrado interés por la joya y se esperan ofertas entre 10.000 y 15.000 libras esterlinas por ella.

Mientras tanto, Grace ya ha puesto el broche a la venta en una subasta que tendrá lugar en la ciudad de Dorchester, condado de Dorset.