El Observatorio Gemini, ubicado en Chile, ha anunciado el descubrimiento de un cúmulo de estrellas muy antiguas en la Vía Láctea, la galaxia donde se encuentra el planeta Tierra, y gracias a la nitidez de la imagen captada pueden desarrollarse nuevas teorías sobre su origen. 

El especialista que dirigió al conjunto de investigadores, Leandro Kerber, precisó: “Las imágenes de óptica adaptativa nos permitieron determinar las edades de algunas de las estrellas más antiguas de nuestra galaxia”.

Para lograr este importante avance, el equipo apuntó el telescopio llamado Gemini South hacia un grupo de estrellas, conocido como HP1. Stefano Souza, quien trabajó junto a Kerber, añadió que la imagen capturada se remonta a “cuando el universo era muy joven”, es decir, cuando cumplía 1.000 millones de años. 

Así, los expertos concluyeron que los astros tienen 12.800 millones de años, y son considerados como algunos de los más antiguos de la galaxia. “HP1 está jugando un papel crítico en nuestra comprensión de cómo se formó la Vía Láctea”, sumó Kerber, y añadió: “Nos está ayudando a cerrar la brecha en la comprensión entre el pasado y el presente de nuestra galaxia”.

El Observatorio que obtuvo las imágenes, clave para este desarrollo científico, recibe los aportes de los Gobiernos de Chile, Argentina, Brasil, Corea del Sur y Canadá. “Estos resultados coronan un esfuerzo de más de dos décadas con algunos de los mejores telescopios del mundo”, consideró Beatriz Barbuy, coautora del estudio.