Los arqueólogos de la Universidad Federal de Siberia (SFU, por sus siglas en ruso) han descubierto una necrópolis del siglo V d.C. en la región siberiana de Krasnoyarsk (Rusia). A día de hoy, se trata del sitio arqueológico medieval más antiguo hallado en esta zona, ha informado el servicio de prensa de la SFU.

Tras explorar doce sepulturas de la necrópolis, los arqueólogos encontraron alrededor de 2.000 artefactos diferentes: puntas de flecha, cuchillos de hierro, hebillas y partes de juegos de cintura, fragmentos de utensilios de cerámica, así como abalorios de vidrio y piedra. Los enterramientos se celebraban según el rito de la ‘incineración al lado’: el cuerpo de difunto se quemaba en una hoguera, tras lo cual sus restos calcificados se inhumaban en un hoyo poco profundo.

 

 

Según destacan desde la SFU, este hallazgo arqueológico es de “suma importancia”, ya que dicho complejo funerario representa una de las fuentes arqueológicas más informativas para comprender la historia, cultura, tradiciones y rituales de los pueblos que residían en esta zona hace siglos. “Por lo general, las sepulturas son hoyos que contienen huesos y hallazgos [arqueológicos]. Pero aquí una gran cantidad de los artefactos estaba colocada cerca del lugar de enterramiento, lo que sugiere que se llevaron a cabo acciones conmemorativas especiales, algunos de los objetos del difunto se quedaban en la superficie o eran traídos después como recuerdo”, cita ‘RIA Novosti’ a Polina Senotrúsova, investigadora principal del Laboratorio de Arqueología, Etnografía e Historia de Siberia del Instituto Humanitario de la SFU.

Ahora los científicos de la SFU están trabajando en establecer la cronología y la identidad cultural de los objetos encontrados. Una parte de ellos será enviada a China para ser sometida a estudios paleogenéticos que determinen el sexo, la edad y la raza de los individuos enterrados.