El pasado 16 de julio, la nueva sonda espacial Solar Orbiter de la NASA y la Agencia Espacial Europea envío sus primeras fotografías del Sol. Imágenes que ya revelan fenómenos extraños en el Astro Rey completamente desconocidos.

“Realmente no esperábamos que las primeras imágenes fueran así de geniales”, aseguró Daniel Müller, científico del proyecto de la Agencia Europea para la misión Solar Orbiter. “No solo son realmente nítidas y perfectamente expuestas desde la perspectiva técnica, sino que realmente muestran cosas que no hemos visto antes”.

 

 

Gracias a estas fotografías, los científicos han descubierto lo que parecen ser erupciones brillantes muy “pequeñas” salpicando toda la superficie del Sol. Los investigadores detrás de la misión han denominado estas pequeñas hogueras como “fogatas”, ya que son millones o miles de millones de veces más pequeñas que las masivas y enérgicas erupciones que periódicamente brotan del Sol. Se pueden ver docenas de estas fogatas en cualquier momento dentro del campo de visión de la cámara del Solar Orbiter. “Lo que es intrigante es que parecen estar sucediendo en todas partes en el Sol todo el tiempo”, indicó Müller.

Hasta ahora, es un verdadero misterio qué las está produciendo. En numerosas ocasiones se han logrado captar colosales objetos de origen desconocido muy cerca del Sol. La última de ellas, ocurrió apenas el 07 de julio de este mismo año.

¿Acaso, estas pequeñas luces en la superficie solar, ser producto de alguna tecnología desconocida?