Un grupo de investigadores descubrió una desconocida y diminuta especie de milpiés que quedó atrapada en un ámbar de 99 millones de años, hallado en Birmania. El estudio que detalla el descubrimiento, al que se refiere como “enanos bajo las patas de dinosaurios”, fue publicado en la revista ‘ZooKeys’.

El insecto en cuestión, denominado Burmanopetalum inexpectatum, mide poco menos de un centímetro (8,2 milímetros) y es el primer fósil de milpiés del orden Callipodida jamás descubierto, reporta el portal ‘Newsweek’. El investigador principal, Pavel Stoev, del Museo Nacional de Historia Natural de Bulgaria, resaltó la morfología inusual de esta especie. De hecho, resultó poseer características tan inusuales que los investigadores tuvieron que introducir un nuevo suborden.

“Imaginen un milpiés pequeño, de menos de un centímetro: junto a sus parientes modernos, que miden hasta 10 centímetros de longitud, sería considerado un enano”, comentó el autor del estudio. “Aún más impresionante, vivió en tiempos en que dinosaurios terribles y enormes artrópodos vagaban por la Tierra”, agregó. El especialista destacó que probablemente este milpiés habitó en el suelo de “bosques de temperaturas cálidas y de árboles densos, del tipo pino y sequoia”.

La especie recién descrita difiere de sus similares modernos en tener “el último segmento especialmente diseñado, lo que habría jugado un papel en su biología”. Asimismo, carecía de las “excrecencias características, parecidas al pelo, en su parte trasera, que están presentes en todos los miembros existentes del orden Callipodida”. Por último, tenía “ojos muy simples”, mientras que “la mayoría de sus compañeros modernos tienen una visión compleja”, indicó Pavel Stoev.

El descubrimiento del Burmanopetalum inexpectatum ayuda a aprender más sobre la historia evolutiva de su orden. Por ejemplo, el autor del estudio señaló que ahora los científicos tienen “pruebas sólidas de que este linaje surgió hace 99 millones de años”.