Una antigua tumba datada de la dinastía Tang (618-907) fue descubierta en la provincia de Shaanxi, en el noroeste de China. Los investigadores creen que la sepultura pertenece a Xue Shao, primer esposo de la princesa Taiping, la hija del emperador Gaozong, informa ‘China Daily’.

El Instituto de Arqueología de Shaanxi desenterró desde agosto a diciembre de este año 120 artefactos, la mayoría de las cuales son figuras de cerámica pintada, en el área de la aldea de Yancun, en el distrito de Xixian.

 

 

Los arqueólogos también hallaron una piedra cuadrada de una longitud de 73 cm por cada lado con un epígrafe bien conservado de 600 palabras que registra la genealogía de Xue Shao, correspondencia del gobierno, la causa de su muerte y la fecha del entierro, entre otros datos.

La tumba se encuentra a 23 km del lugar donde antiguamente se ubicaba la antigua ciudad de Chang’an, la actual Xi’an. El enterramiento está orientado al sur y tiene 34,68 metros de largo y 11,11 metros de profundidad. El descubrimiento llena un vacío histórico, ya que el ‘Libro viejo de Tang’ y el ‘Libro nuevo de Tang’, dos obras clásicas que describen la historia de la dinastía, no contienen la biografía de Xue Shao, además de brindar nueva información sobre la construcción de tumbas y la cultura política de la época, según Li Ming, un científico del instituto.