El pasado 30 de mayo, durante el histórico despegue del cohete Falcon 9 de SpaceX, que llevara a los primeros astronautas al espacio desde una nave privada, se logró captar un objeto volador de origen desconocido, viajando a una enorme velocidad.

 

 

El objeto posiblemente esférico, fue captado durante la transmisión en vivo de la NASA y parece salir por debajo de una nube, para perderse tras otra.

El OVNI, se desplaza a una enorme velocidad y en línea recta, lo que descarta la posibilidad de que sea alguna pieza desprendida del cohete Falcon 9. Tampoco posee alas visibles o cualquier otra característica propia de un avión.