La compañía ‘Ultra Safe Nuclear Technologies (USNC-Tech)’ anunció el 19 de octubre que presentó ante la NASA su concepto de diseño de propulsor espacial termonuclear, que elaboró en el marco de un estudio financiado por la organización, para facilitar viajes rápidos a la Luna o Marte.

El ingeniero principal de USNC-Tech, Michael Eades, señaló que su invento “maximiza el uso de tecnología probada”, no tiene las fallas de los conceptos anteriores de propulsores termonucleares y posee el doble del impulso específico de un propulsor químico. El concepto de la empresa se basa en un combustible microencapsulado completamente en cerámico (FCM) que contiene partículas de uranio de bajo enriquecimiento y alto ensayo (HALEU). Esta variación permite que se mantenga la integridad del combustible mientras el propulsor permanece operativo a altas temperaturas.

Como resultado, el nuevo propulsor termonuclear podría reducir a más de la mitad los viajes a Marte y llevar una tripulación al planeta en tan solo tres meses en lugar de siete, que es lo que dura normalmente un vuelo de esas características en la actualidad. El director general de USNC-Tech, Paolo Venneri, afirmó que la clave del diseño de su empresa es “una superposición consciente entre las tecnologías de los reactores terrestres y espaciales”, lo que permite “aprovechar los avances en la tecnología nuclear y la infraestructura de los sistemas terrestres”, aplicándolos a sus reactores espaciales.