Estudios han demostrado que pocos alimentos son tan saludables como la avena, ya que puede regular el metabolismo y depurar todo lo que no nos hace bien en el cuerpo. Además, mejora la salud del corazón, de los intestinos y sobre todo, es posible adelgazar con agua de avena, informa el portal ‘Su Médico’.

Expertos de la Administración de Alimentos y Medicamentos en Estados Unidos (FDA), afirman que la avena es una buena fuente de energía y vitalidad que debemos consumir todos los días.

El agua de avena es especialmente efectiva para adelgazar de forma natural y sin pasar hambre. A continuación te decimos todos los beneficios del agua de avena y cómo prepararla.

Tomar agua de avena es efectivo para bajar de peso porque su composición tiene vitaminas, minerales y fibra, lo que aporta una sensación de saciedad que evitará que piques comida entre horas y que comas más de lo que deberías.

Además, las propiedades del agua de avena son efectivas para eliminar las toxinas que el cuerpo va produciendo y almacenando y que podrían causar enfermedades.

Aporta proteínas, vitaminas y minerales que no sólo ayudan a adelgazar, sino a nutrir todo tu cuerpo.

Otro beneficio del agua de avena es que evita retener líquidos, lo que te hará sentir más ligera y activa.

Además, la avena es ideal para el tratamiento de afecciones inflamatorias como el eczema o la irritación, ya que su consumo promueve la salud de la piel. Sus propiedades únicas provienen de la presencia de una amplia variedad de vitaminas y oligoelementos que se encuentran en su composición. El zinc ayuda a limpiar los tejidos, y a eliminar las toxinas y otros compuestos dañinos. También hace que los poros abiertos se cierren de manera efectiva creando un efecto rejuvenecedor. El hierro es uno de los elementos más importantes para la nutrición y la saturación de la humedad en las células de la piel. El manganeso elimina la hinchazón y la inflamación además de promover la cicatrización rápida después de heridas, hematomas, quemaduras y otras microlesiones. El magnesio normaliza la circulación sanguínea y proporciona una marcada renovación de las células de la dermis.