Aunque no lo creas, hay música en el manto de la Virgen de Guadalupe. ¿Cómo es eso? Este fue el increíble descubrimiento de un contador especialista en matemáticas, reportó ‘Church Pop’. Su nombre es Fernando Ojeda y vive en México. El contador dijo que en una ocasión, “El Instituto Superior de Estudios Guadalupanos me da la misión de estudiar la imagen aplicando la única ciencia que no se había hecho antes en los estudios de la imagen, las Matemáticas”.

“Los estudios anteriores realizados a la imagen de la Virgen de Guadalupe dan cuenta que las estrellas del manto son las constelaciones del cielo del momento de su impregnación, así como la posición de Júpiter esa mañana y la simetría de las flores del manto guadalupano representan proporcionalmente a los principales cerros y volcanes de la orografía de México; si toda la imagen guarda la proporción áurea, entonces tiene simetría perfecta, por lo tanto, tiene música”, dijo Fernando Ojeda. Entonces “me fui al origen de las Matemáticas, a Pitágoras, aquel sabio griego. Pitágoras señaló que donde hay simetría perfecta hay música”. Luego continúa: “como sus posiciones eran diferentes consideré que cada estrella de acuerdo a su posición y cada centro de flor de acuerdo a su posición era una determinada nota musical“.

Colocó la imagen dentro del dibujo de un rectángulo áureo, luego un experto en música superpuso el dibujo de un piano y se anotaron las notas que expresaba cada punto de flores y estrellas. Finalmente, Fernando Ojeda cargó las notas en un programa informático de música… Y el hallazgo fue increíble: ¡Se obtuvo una melodía de armonía perfecta!

 

 

Luego de este descubrimiento, el músico Jorge Carlos Milán Magaña tomó estas notas y realizó arreglos sinfónicos quien para la adaptación se inspiró en música de Mozart y Bach.