El módulo de alunizaje Vikram se desprendió con éxito de la nave espacial india Chandrayaan-2, que desde hace varios días orbita la Luna, por lo que se espera que el próximo fin de semana se pose sobre el satélite de la Tierra.

‘La Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO, por su sigla en inglés)’ confirmó este lunes que la separación se realizó sin inconvenientes y agregó que el vehículo “se encuentra actualmente en una órbita de 119 kilómetros por 127 kilómetros”.

Además, según lo previsto, esta mañana se llevó a cabo exitosamente la primera maniobra de desorbitamiento de la nave Chandrayaan-2, utilizando el sistema de propulsión a bordo. La operación duró cuatro segundos y la próxima maniobra se realizará la madrugada de este miércoles.

“La operación fue excelente en el sentido de que pudimos separar el módulo de aterrizaje y el móvil del orbitador. Es la primera vez en la historia de ISRO que separamos dos módulos en el espacio. Esto fue muy crítico y lo hicimos meticulosamente”, señaló Sivan Kailasavadivoo, el presidente de la institución, a The Times of India.

De acuerdo con la entidad, el próximo 7 de septiembre será la fecha en la que el módulo de aterrizaje tocará la superficie lunar en su polo sur, donde liberará el ‘rover’ Pragyan, un vehículo con alimentación solar, que recorrerá durante 14 días la zona para hacer experimentos y estudiar la composición química y mineral de la superficie.