El muro de hielo creado alrededor de la central nuclear de Fukushima podría haberse derretido parcialmente, reportó este viernes el canal japonés ‘NHK’, de acuerdo con RT. TEPCO, la operadora de la planta dañada durante el tsunami que azotó el país en 2011 tras un potente terremoto, optó por construir a su alrededor un muro subterráneo helado para contener las aguas radiactivas que aún quedan en el interior de la instalación. Ahora planea reforzar la barrera a principios de diciembre y está barajando tomar medidas adicionales.

La capa de permafrost creada alrededor de Fukushima tiene una profundidad de unos 30 metros y se extiende por un perímetro de kilómetro y medio. Las tuberías incrustadas con el líquido vertido a 30 grados bajo cero permiten mantener la temperatura a un nivel lo suficientemente bajo como para impedir la fuga del agua contaminada.

Sin embargo, desde mediados de septiembre, los termómetros registraron temperaturas superiores a 0 grados en algunas zonas del muro, que alcanzaron 13,4 grados centígrados el 18 de noviembre. Los expertos de TEPCO sostienen que esta subida de temperatura podría deberse al aumento de aguas subterráneas que ‘fundieron’ parte de la barrera.