La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa Militar de los Estados Unidos (DARPA), encargada de desarrollar tecnología para el Ejército, considera que en 4 años podría empezar pruebas con humanos de un dispositivo que permitirá controlar dispositivos externos solo con la mente.

El profesor Jacob Robinson, coordinador del equipo de investigación de la DARPA, dijo a ‘Express’ que la novedosa interfaz cerebro-computadora (BCI) sería capaz de controlar telepáticamente los “sistemas de defensa cibernética activos”, así como “enjambres de vehículos no tripulados”, y destacó también que la tecnología no sería solo para uso militar.

Según Robinson, con esa tecnología desaparecerá la “latencia de comunicación” que existe entre la mente y el cuerpo. “Hay un retraso entre mi pensamiento y el movimiento de los músculos necesarios para interactuar con el mundo externo”, asegura. Por lo que poder comunicar directamente el cerebro con dispositivos externos “sin tener que mover un músculo”, haría que todo sea más rápido.

El coordinador contempla que si todo va según lo planeado posterior a los ensayos clínicos, el desarrollo de productos de consumo podría tardar entre 10 y 15 años.

Robinson además reconoció que siempre existe una “preocupación adicional” cuando el Gobierno de los EE.UU. desarrolla tecnologías que pueden ser mal utilizadas, pero insistió en que existen reglas para garantizar que su investigación no viole los estándares éticos. La comunidad se encuentra desarrollando un conjunto de lineamientos llamados ‘estándares neurológicos y éticos’, además de contactar constantemente con especialistas en ética para “proteger esta tecnología del mal uso”.

La agencia, que forma parte del Pentágono y dispone de un presupuesto de miles de millones de dólares, es responsable de algunas de las tecnologías más innovadoras del mundo. Desde el 2013 la DARPA ha invertido mucho en tecnologías cerebrales y durante los últimos años el control de dispositivos con la mente ha sido su prioridad.