El Instituto SETI, una organización de investigación sin ánimo de lucro centrada en buscar vida en el universo, compartió este 26 de mayo una peculiar imagen de la superficie de Marte tomada por el róver Curiosity de la NASA. “¡Aquí hay otra roca genial en el cráter Gale de Marte!”, publicó en Twitter. El róver capturó la imagen el pasado 15 de mayo a través de la cámara que tiene instalada en su mástil.

La foto muestra dos formaciones que se asemejan a troncos torcidos de árboles y que parecen ser muy delicadas. Según el SETI, se trata probablemente de “los rellenos cementados de fracturas antiguas en una roca sedimentaria”, mientras que “el resto de la roca estaba hecho de un material más suave que quedó erosionado”. Por ahora se desconoce el tamaño exacto de estas formaciones.

Según la última actualización de la misión, publicada el 31 de mayo por la NASA, Curiosity se encuentra actualmente en el cráter Gale ascendiendo una pendiente que “es casi el equivalente marciano a un camino pavimentado”. El objetivo declarado de la misión es buscar rastros de vida y facilitar estudios sobre la historia geológica del planeta rojo, informó RT.