El telescopio orbital Hubble ha logrado captar el proceso de fusión de dos galaxias, según el sitio de la misión de la NASA donde fueron publicadas la imagen y su descripción.

 

 

Se trata de un ‘dúo’ de galaxias espirales situado en la constelación de Aries, designado como UGC 2369. La NASA está actualmente observando el acercamiento y fusión de los objetos, que están conectados por un ‘puente’ de gas, polvo y estrellas que, finalmente, los unirá en una única y gran galaxia.

Según los científicos, este es un fenómeno completamente normal, ya que en su proceso de desarrollo las galaxias chocan entre sí, absorbiendo las más grandes a las así llamadas galaxias enanas. De hecho, nuestra Vía Láctea afrontará un destino similar en, aproximadamente, 4.000 millones de años: se acercará tanto a la galaxia de Andrómeda que comenzarán a fusionarse.